Youtube o mi propia Web TV, ¿Cuál es la mejor estrategia?

WebTv o Youtube?

Una de las preguntas más frecuentes que me han realizado distintos responsables de marcas o creadores de contenido es si debieran apostar por poner en marcha (y pagar) su propia WebTv o fiarlo todo a la gratuidad del player de Youtube. No conviene nunca dar una respuesta maximilista y simple sin analizar cada caso en concreto, pero sin embargo los aspectos a tener en cuenta en esta decisión son para mí bastante claros y no debería tomarnos mucho decidirnos por alguna de las opciones, o por ambas a la vez.

Al final de este post hablamos de las que para mí son las razones clave que debemos hacernos y responder antes de fijar una estrategia, pero antes de eso vamos a enumerar las consecuencias obvias de optar por cada una de las opciones para aquellos que os enfrentéis por primera vez a esta cuestión.

WebTV, pros y contras.

Entendemos aquí por WebTv propio el desarrollo o adquisición (total o bajo licencia) de las herramientas que nos permiten gestionar y distribuir video en una web propia. Típicamente estas herramientas son:

  • Player: El interfaz en el que el usuario interactúa con el video, hace play, avanza, pausa, retrocede…
  • Gestor de contenidos: Carga y publicación de los videos y toda la metadata asociada (títulos, descripciones…)
  • Repositorio de videos: La base de datos en la que alojamos el histórico de videos
  • Servicio de CDN: Quien distribuye el video una vez el usuario hace Play, la autopista de peaje.
  • Adserver: Si queremos que alguien pague esta fiesta, el proveedor tecnológico para servir publicidad es indispensable.
  • Herramienta de estadísticas y análisis.

En este post no vamos a entretenernos en enumerar las distintas funcionalidades y posibilidades de cada elemento de una web Tv, lo dejamos para otro momento. Stay tunned.

Si optamos por nuestra propia WebTv tendremos el control de lo que hacemos, incluso podremos desarrollar funcionalidades propias y adaptadas a nuestras necesidades, como por ejemplo un gestor de contenidos integrado con el resto de nuestra web o una solución publicitaria única y propia. Podremos adaptar el player tanto en look&feel como en funcionalidades a la experiencia que queremos darle a nuestro usuario. Y algo muy importante: todos los ingresos serán para nosotros.

Qué bonito el player de HBO!

Qué bonito el player de HBO!

En el lado negativo los aspectos obvios de semejante despliegue: Costes fijos y variables. Ojo por ejemplo al coste de servir el video (CDN), típicamente un coste variable en función de las megas servidas, o lo que es lo mismo: cada vez que un usuario hace play me cuesta dinero, cuantos más minutos vea, más me cuesta, cuanto mejor calidad ofrezca, más me cuesta. Y la posibilidad de pagar más puede llevarnos a tomar decisiones en contra de nuestro propio éxito: menor calidad de los videos, menos duración, incluso evitar que un video muy bueno se vea demasiado si no tenemos clara la capacidad de monetizarlo.

Y otro elemento muy importante a tener en cuenta: con nuestra propia WebTv, todo el esfuerzo por atraer usuarios a nuestro player será nuestro.

Player de Youtube, pros y contras.

La solución más frecuente es optar por un servicio gratuito y el rey indiscutible es Youtube. Pero como bien saben los estudiosos de la economía de la gratuidad, el modelo de google es de todo menos altruista. Siempre pagaremos un precio por sus servicios.

Por dejarlo claro, una vez que nos damos de alta en Youtube y ponemos en marcha un canal disponemos de todos los anteriores servicios totalmente gratuitos: Player, gestor, repositorio, CDN y analíticas. Todos ellos muy simples de utilizar, y con grandes funcionalidades. El servicio de adserver (publicidad) viene con el siguiente paso, firmar como partner, y viene acompañado de otro servicio muy importante: el equipo comercial. No pagaremos nada por todo ello, salvo que Google se quedará con un 45% de los ingresos totales.

Los principales aspectos negativos a tener en cuenta: el player embebido de Youtube (el que uso directamente en mi página) no lleva publicidad premium por lo que las opciones de monetización sobre mi propia web disminuyen notablemente, si bien parece que poco a poco se pone en marcha un sistema de validación de webs en las que Youtube está dispuesto a servir publicidad a través de su player. Existen otras soluciones de terceros sobre el player embebido de Youtube, hablaremos de ellas en otro post, pero debes saber que contradicen los términos y condiciones que aceptas en Youtube.

Además, usando el player de YT aceptas las condiciones, funcionalidades, decisiones de negocio que toma de manera unilateral un monstruo multinacional para el que no eres nadie – incluso si eres alguien muuuy importante. Por ejemplo, los videos relacionados que aparecerán en tu player, en tu propia web, tras tu propio video, podrían llevar a tus usuarios fuera de tu web o incluso ser de la competencia. Otro día hablaremos de cómo intentar evitar que ocurra, pero debes saber que puede ocurrir.

Los curiosos videos relacionados que muestra Youtube tras un video de Eroski.

Los curiosos videos relacionados que muestra Youtube tras un video de Eroski.

Entonces ¿Cómo decido entre Youtube o una webTV?

La cuestión no es sino un asunto de distribución y control del negocio, y para responderlo fácilmente podemos hacer un símil con el mundo de la moda y un ejemplo muy español: imagina que Youtube es El Corte Inglés y tu marca vende moda.

¿Debo vender en el Corte Inglés, en mi propia tienda exclusiva o en ambas?

Si eres una marca de reconocido prestigio con un público fiel y, en definitiva, capacidad para atraer demanda hacia tus prendas, es muy posible que seas capaz de maximizar ingresos y fortalecer tu marca con tus propios establecimientos en los que controlas todos los aspectos clave del negocio, así como la experiencia del consumidor.

Si firmas con El Corte Inglés de los videos, tendrás que acceder a sus condiciones. No tendrás que aceptar devoluciones de videos pero sí, por ejemplo, aceptas que un porcentaje alto de ellos no lleve publicidad dadas las normas propias de Youtube – otro asunto, uno más, para un futuro post -. A cambio, estarás presente en una gran superficie donde el tráfico de consumidores es enorme y podrás ser descubierto por muchos que no pensaban en ti en un primer momento, simplemente buscaban una camisa.

Las únicas diferencias con este símil es que Youtube solo te cobrará por tu espacio en su establecimiento una cantidad variable, juega al riesgo contigo. Pero por desgracia no podrás negociar el mejor rincón de la tienda para tu marca, ese espacio tendrás que construirlo tú. Youtube te deja echar tu cubo de agua al mar, lo que ocurra en el océano está sujeto a sus normas y tu buen hacer. Hubo un tiempo en el que Youtube se parecía más a Galerías Preciados, pero por suerte su estrategia de promover canales hace que se parezca cada vez más al negocio multimarca con rincones diferenciados que es hoy el Corte Inglés.

Y no olvides la tercera opción, establecer una estrategia de distribución que integre ambos mundos. Seguramente esta sería la opción más avanzada para una compañía profesional de la producción de video. Debes saber si estas pensando en ello que los negocios a los que te enfrentas en este caso son parecidos y posiblemente complementarios, pero no iguales, y necesitarás estrategias de contenidos adaptadas a cada uno de tus establecimientos de venta de video.

Si tienes dudas concretas que no he sido capaz de resolver es este post, escríbeme y lo vemos juntos. Si haces tu comentario aquí abajo, nos beneficiamos todos.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>